10 consejos para seleccionar zapatos cómodos para trabajar

10 consejos para seleccionar zapatos cómodos para trabajar

Cuando buscamos calzado cómodo de mujer para trabajar, muchas veces nos dejamos llevar por el estilo y las tendencias del momento y no tenemos en cuenta la salud de nuestros pies y en general de nuestro cuerpo. Ya que por varias horas estamos o bien de pie o sentados, y dependiendo del zapato que usemos podremos sentirnos más o menos cansados al final del día. 

Ya sea porque elijas un zapato de verano o uno de invierno, existen algunas recomendaciones a tener en cuenta sobre el calzado que usamos para trabajar. 

Sigue leyendo y descubre los aspectos que tal vez hasta ahora ni se te habían pasado por la mente cuando comprabas tus zapatos para trabajar. 

La plantilla es una parte fundamental

Si lo piensas, la plantilla es realmente la que soporta nuestro peso y la que amortigua la pisada, por lo que esta debe tener una anatomía correcta y que proporcione confort al pisar. Dicho esto, lo mejor será una plantilla suave y flexible, pero sobre todo debe ser transpirable. 

La mayoría de zapatos vienen con suela extraíble para que la puedas sustituir por otras en caso de ser necesario. No olvides revisar en las características del producto la opción de extraer la plantilla. 

Los mejores zapatos son aquellos que tienen una plantilla interior suave y cómoda.

Materiales de las plantillas

  1. Látex: Su principal ventaja es que es duradero. 
  2. Espumas y goma eva: Conservan la temperatura del pie. 
  3. Piel: Resistentes al calor del piel, por lo tanto mayor duración 
  4. Textil: Permite la transpiración. 
  5. Microfibras: Recomendado para quienes padecen algún tipo de alergia. 

No alargar la vida útil del zapato

Algo que sucede con frecuencia a lo que no le damos mucha importancia es la vida util de los zapatos, y quizás se deba a que los sentimos muy cómodos y ya nos hemos acostumbrado a ellos. 

Este hecho a largo plazo puede traer consecuencias ya que podemos estar usando un zapato deformado con una mala pisada, y esto al final de traduce en molestias y problemas articulares. 

Otra de las causas de una zapato desgastado es que ya no tiene la misma amortiguación por lo que nuestros pies sufren mayor impacto con cada pisada, sin contar con que la suela ya no tiene la misma tracción y por lo tanto podemos tener caídas o resbalones. 

Elige un buen soporte y forma

Un zapato cómodo de mujer para trabajar debe ajustarse de manera natural al pie y proporcionar estabilidad estando de pie y al caminar, esto evitará rozaduras y molestias. Por eso se dice que el zapato debe ajustarse a la forma del pie y no al contrario. 

En cuanto a la suela, es mejor elegir materiales que sean antideslizantes, como puede ser la goma y que tenga al menos 2 centímetros de tacón para que haya un mejor soporte que nos ayude a mantener una correcta postura de la columna vertebral.

Confía en marcas de calidad

Por suerte en España contamos con marcas fabricantes de calidad y que tienen en cuenta factores como la comodidad. 

Si tienes dudas sobre si un zapato te resultará cómodo o no, te recomendamos buscar antes que nada un producto hecho con materiales resistentes y que protejan tu pie.

¿Qué tipo de trabajo?

No olvides tener en cuenta el uso que le vas a dar según la ocasión. Porque no es lo mismo tener que escoger un zapato de tacón para una ocasión especial, que un zapato de tacón para ir a trabajar.

En este sentido lo mejor será elegir un zapato básico que sea cómodo y fácil de combinar con cualquier prenda de vestir, así nos aseguramos de que podremos darle más utilidad y que no los dejaremos guardados, esperando que llegue el momento adecuado para usarlos. 

Buen ajuste 

Este es otro aspecto a valorar porque del tipo de cierre que elijamos podemos sentir más o menos comodidad, ya que si tienes un pie que tiende a hincharse con el calor, lo mejor será una opción que te permita ampliar el ajuste en cualquier momento. 

Así que veamos los tipos de cierre y sus características: 

 

  • Cordones: esta es una buena opción para personas con pies anchos.  
  • Velcro: facilita la colocación y la adaptación al pie.
  • Correas: el ajuste es más limitado aunque dependiendo del tipo del calzado puede ser también una opción a valorar. 

Zapatos de trabajo con tacón

Ya sea porque nuestro estilo y forma de vestir sea más elegante o porque el trabajo lo requiera cuando queremos lucir más formales, lo habitual es usar tacones.

Recomendamos no abusar de la altura, en todo caso se pueden usar alternativas como los zapatos de tacón con cuña que son más estables y menos molestos para nuestros pies. 

Recomendaciones para largas jornadas de pie 

  • Algunos trabajos requieren estar mayor tiempo de pie por lo que es esencial hacerse con un calzado bueno y en la medida de lo posible alternar el uso de los mismos. 
  • Los mejores modelos de calzado son aquellos que cuentan con buena amortiguación y un buen ajuste como lo hemos explicado antes. 
  • Entre otras características está la transpiración, esta ayudará a mitigar la sensación de cansancio y sobrecarga en los pies. Un buen forro interior de piel también tendrá su efecto positivo. 
  • Hablemos de la suela, ya que esta debe tener buena amortiguación pero sobre todo deben ser flexibles y ligeras.   
  • Las suelas en su mayoría vienen con un dibujo que hace que tenga más o menos agarre en la pisada y que el desgaste no se produzca en poco tiempo. 
  • Cuidado al elegir suelas de cuero ya que son durables y transpirables pero se pierde algo de confort al ser más rígidas. 

 

Diseño

Ten muy presente las terminaciones internas y trata de no elegir diseños con muchas costuras o que estén mal dispuestas, ya que puede generar ampollas o molestias al caminar. 

Materiales

El material por excelencia para trabajar es la piel natural, te damos algunas razones: 

  • Ofrece mayor protección en cuanto a posibles golpes. 
  • Son más resistentes a diferentes temperaturas y tipos de clima. 
  • Tienen una buena apariencia con respecto a otros materiales.
  • Son más durables, por lo que no tendrás que estar invirtiendo dinero cada tanto en un par nuevo.

Conclusiones 

No olvides estos aspectos a la hora de elegir un calzado para trabajar: buen ajuste, elige siempre materiales que protejan tus pies y los mantengan a salvo de la lluvia o la humedad. Piensa antes de elegir un modelo bonito que con un zapato sencillo pero de buen material puede servirte para cualquier ocasión. 

Deja un comentarioDeja una respuesta

Tienes que estar logeado para publicar un comentario.

Archivos del Blog

Categorías del Blog

Últimos comentarios

Sin comentarios

Buscar en el Blog

Vistos recientemente

Sin productos

Menu